Alta Sensibilidad y empatía

Hace unos días he recibido un mensaje de una amiga psicóloga que trabaja en una casa de acogida para mujeres traumatizadas. Ella es PAS y conoce el rasgo bastante bien, sin embargo me hizo una pregunta sobre la cual decidí escribir este artículo.

“Sabía que en este trabajo iba a encontrarme con PAS, pero hay algo que me genera muchas dudas. Te cuento: En la casa han estado varias mujeres altamente sensibles pero que claramente la empatía no era su fuerte. Estaban tan centradas en su malestar que les era imposible tener en cuenta otras personas. Llevo unos días preguntándome si se puede ser PAS y no mostrar empatía. La verdad que le estoy dando vueltas y vueltas, y acudo a ti para que me des tu opinión”.

Los que me conocéis sabéis que, cuando tengo que hablar sobre el rasgo y sus cuatro pilares, siempre explico que, aunque el tercer pilar, el de la emocionalidad, también conlleva la empatía, me gusta poner esa bella característica entre paréntesis. Soy la primera en poner énfasis en el lado positivo del rasgo de la alta sensibilidad pero hay que ser honestos. Entiendo que, como PAS te gusta pensar en tu carácter noble y generoso, pero no siempre es posible ser noble, generoso o empático. Y os explicaré porque.

El primer pilar nos habla de la sobreestimulación, de la saturación. Una persona sobreestimulada es una persona estresada. Si recibes más información de la cantidad que puedes gestionar más o menos tranquilamente, te sobreestimulas. Te sentirás agobiado y estresado. Ahora, una de las características del estrés es que tu sistema, para seguir funcionando, se cerrará ante toda la información superflua. Todos sabemos que en situaciones de estrés la persona se centra en si misma; es un tema de supervivencia. No quiere decir que eres mala persona. Quiere decir que, si no te centras en lo que tienes que hacer, perderás la calma o peor.

Es un hecho, justamente por ese pilar de la sobreestimulación, que muchos PAS, la gran mayoría, pasan sus días en un estado de estrés; puede que menos, puede que más. Cuanto más elevado el nivel de estrés de la persona –como en el caso de las mujeres traumatizadas- menos capacidad empática tenga. O sea, un PAS, en cuanto llega a cierto nivel de estrés, pierde su sensibilidad por el ser ajeno. Porque su sistema se cierra de cara al exterior. Un PAS en estado tranquilo y relajado es empático (si no, no sería PAS), pero cuando está en un estado ansioso, no puede.

Aquí podía haber terminado de responder a mi amiga, pero decidí añadir un tema que, de cara a la situación de sus pacientes, podría interesarla. También os lo comento ya que os puede resonar, aunque para ello tenemos que entrar en el capítulo de los trastornos.

Me imagino que habéis escuchado el término ‘trastorno del estrés postraumático’ o TEPT. Lo mencioné a mi amiga por el hecho de que, entre las mujeres en su casa de acogida, debe de haber más que una que sufre de este trastorno. Cualquiera puede sufrir este trastorno en menor o mayor medida, casi todo el mundo carga con traumas pequeños y unos cuantos sufren intensamente las secuelas de un trauma profundo. El rasgo de la alta sensibilidad y este trauma se parecen mucho entre si y puede generar confusión. A veces vemos que una PAS también sufre de TEPT, pero evidentemente no hace falta ser PAS para sufrirlo.

Ahora, volviendo al tema de este artículo: si no eres PAS y tienes TEPT, no tienes por qué ser una persona empática, pero podrías serla sin ser PAS. Y si eres PAS y sufres TEPT, repito lo que dije antes: si sufres estrés es muy difícil mostrar una actitud empática, aunque en el fondo sí tienes empatía; si te sientes seguro y equilibrado, si estás tranquilo y nada ansioso, automáticamente volverás a notar interés por el ser ajeno y sentirás como te afectan tanto la alegría de otras personas como sus preocupaciones.

En cuanto a la pregunta de mi amiga podemos decir pues que entendemos perfectamente que no siempre tiene claro si esta persona sensible, sobreestimulada y emocional que tiene delante es PAS o no, ya que siéndolo o no, en la situación en que se encuentra no va a ser capaz de mostrar empatía.

Concluyendo podemos decir que sí, una de las cualidades estándar de una PAS es su capacidad empática; si no tiene esta capacidad no tiene el rasgo, si la persona no es empática no es PAS. Ahora, si por circunstancias de la vida –teniendo TEPT o no- la persona se ve sobresaturada, agobiada, abrumada o estresada, la empatía se ‘apaga’ y la persona, por un mecanismo de supervivencia, se centra en sí misma para poder superar el maltrecho. Una vez que vuelva a calmarse, una vez que esté relajada y centrada, volverá su empatía. Evidentemente estamos hablando de un proceso gradual (salvo en casos de trauma y estrés agudo) que pasa por una escala de grises. Una vez más queda claro la importancia del autocuidado, de evitar el estrés en la medida posible y de aprender y aplicar herramientas que ayudan superar el estrés.

Artículos relacionados:

 

Si quieres saber más sobre el tema de la Alta Sensibilidad, a lo mejor te interesa leer mi libro ‘Personas Altamente Sensibles’, disponible en todas las librerías de España y en las grandes plataformas. En el día de hoy el libro está en su décima sexta edición.

Dice Elaine Aron: «Este libro es científicamente correcto a la vez que fácil de leer, y proporciona una introducción detallada del rasgo de alta sensibilidad. Presenta tanto explicaciones claras como sugerencias fáciles de poner en práctica para prosperar en un mundo menos sensible. Si eres altamente sensible y desconoces el rasgo, este libro cambiará tu vida.»

 

 

Imagen artículo: Alexei Maridashvili

2 comentarios

  • by Jessica, post on | Reply

    Karina, muchas gracias por tu blog. Estoy reconociendo este rasgo en mi personalidad. Y respecto a la empatía, la reconozco claramente en mi sentir y a día de hoy debo manejarla ya que en el pasado me ha llevado a involucrarme en situaciones que me han sobrepasado emocionalmente. Un abrazo!

    • by Karina Zegers de Beijl, post on | Reply

      Gracias por tu feedback, Jessica! Un abrazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.