Creo que soy PAS pero tengo dudas…

Después de la charla en la FNAC de Valencia, se me acercó una mujer y me dijo: ‘No lo tengo claro. Me reconozco en los cuatro pilares, eso sí, pero tengo dudas. No tengo aquello que tú decías, eso de preocuparme por el ‘qué dirán’ o de sentirme ofendida si me dicen algo en un determinado tono de voz o cuando quieren insultarme – simplemente no me afecta. O sea, a lo mejor no soy PAS. ¿Cómo lo ves?’

La pregunta de María –la llamaré así– me encantó. Cuando hablo sobre el rasgo de la alta sensibilidad, aparte de mencionar las muchas ventajas, también nombro las varias trampas que hacen que una PAS, una persona con alta sensibilidad, puede llegar a experimentar su lado sensible como algo complicado, algo que le pesa y que, a veces, incluso hace que se llega a sentir víctima del sistema. También suelo insistir en la importancia de conocer bien el rasgo por un lado, para que la persona luego, desde ese conocimiento, empieza a reconstruir sus recuerdos a la vez de pasar por un proceso de autoconocimiento, aplicando las muchas herramientas que existen para convertir el posible lastre en algo no solamente llevadero, sino  y sobre todo, en cualidades positivas que le ayudarán a percibir su sensibilidad como algo que aporta en vez de algo que le va restando.

Resulta que María ya había pasado por ese tipo de proceso y que por eso había dejado sentirse víctima. Escuchar historias como la de María, conocer a PAS que han llegado a disfrutar plenamente de una vida ‘normal’ me producen una gran alegría. En realidad confirman algo que yo sé que es posible y que me hacen seguir haciendo lo que hago: dar a conocer el rasgo con la esperanza que las PAS que no saben que lo son y a quienes les cuesta la vida por la falta de información, empiecen a descubrirse y trabajarse hasta llegar a ser PAS empoderadas. Una PAS empoderada es alguien con el rasgo de la alta sensibilidad que ha sabido integrar las características del rasgo de una manera positiva, cogiendo fuerza personal hasta llegar a tener la autoestima en el buen lugar y con la capacidad de asumir con alegría y entereza el papel que le toca en esta vida, un papel de una existencia con sentido en la cual la PAS pueda contribuir a un bien mayor. María está allí, y me ha producido una alegría enorme poder ser testigo de su equilibrio emocional, entereza, su escucha, y, cómo no, su sonrisa de PAS.

En ningún momento digo que se trata de un proceso fácil, un proceso rápido que se realiza a través de apretar un botón ‘off-on’. No quiero engañar a nadie. Es un proceso largo, lento y profundo. Pero sí digo que está al alcance de todos. Requiere mucha voluntad, mucha introspección, persistencia e insistencia. Es, además, un proceso que nunca se acaba. Pero es un viaje bonito, precioso, enriquecedor que vale la pena; vale la pena para cada uno a nivel personal, pero es mucho más que esto. Una PAS trabajada y empoderada no solamente se sentirá bien personalmente, sino que podrá aportar, ayudar y, desde sus valores, contribuir a que este mundo sea un lugar mejor. Esto es, para mí, el verdadero sentido de tener el rasgo de la alta sensibilidad. No hay tiempo que perder.

 

Artículos relacionados:

4 Commentarios

  • by Ana González Fernández, post on | Contestar

    Hola!llevo tiempo leyendo sobre las personas PAS porque creo que uno de mis hijos lo es, no tenía ni idea de que hubieran personas con estas características, lo sé a través de una ami He hecho el test como 5 veces en momentos diferentes a ver si es que no soy yo o es que realmente lo es, y siempre sale que lo es. Hay momentos que me parecen complicadisimos, que no tengo las herramientas para ayudarlo y sinceramente se hace duro.¿Sabes si hay blogs o grupos de madres/padres con hijos/as PAS?o dónde buscar pautas que lo ayuden a tener una estabilidad emocional. Gracias y Saludos.
    Me ha encantado el blog!

    • by Karina Zegers de Beijl, post on | Contestar

      Hola Ana, Gracias por tu mensaje y por tus palabras. Si tu hijo es PAS, tu, o su padre (o ambos) también lo eres/es/sois. Se trata de un rasgo genético que está presente en 1 de cada cinco personas. En facebook te puedo recomendar un contacto muy bueno, Noelia Rodriguez Izquierdo. Ella es madrePAS y escribe cosas muy interesantes sobre niños PAS. También te puede interesar el libro sobre niños PAS de la Dra Elaine Aron (El don de la sensibilidad en la infancia) y tomo la libertad de comentarte que, en mi último libro ‘Personas altamente sensibles’ tengo un capítulo entero sobre niñosPAS, con herramientas y pautas 😉
      Te mando un abrazo, Karina

  • by Noelia, post on | Contestar

    Me siento totalmente identificada con María. Hace menos de una semana que he descubierto que soy PAS. No tengo dudas de ello, pero también me doy cuenta de que a lo largo de mi vida he ido “trabajando” mucho para superar los obstáculos que me crea mi forma de ser. Gracias a ello me puedo considerar una persona MUY feliz, que disfruta mucho de la vida, y haber descubierto que soy PAS me va a dar más herramientas para seguir progresando en este sentido. Muchas gracias y un abrazo.

    • by Karina Zegers de Beijl, post on | Contestar

      Hola Noelia! Gracias por compartir. Mi gran sueño es que tod@s l@s PAS sean como María… Seguiremos divulgando, ¿verdad? Un abrazo de los buenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.