¿Estamos en guerra? ¿En cuál de ellas?

Según los medios estamos a punto de entrar en lo que sería la tercera guerra mundial. Me gustaría compartir con vosotros algunas ideas que tengo al respecto de esta amenaza ya que, siendo como somos, es fácil que las emociones y los sentimientos nos lleguen directamente y sin filtros, produciendo miedo y angustia. Tomo la libertad de compartir con vosotros mi visión de las cosas, sabiendo que existe la posibilidad que te pierda como seguidor. Pero no me puedo callar y quiero ayudaros para evitar que perdáis la cabeza y con ello la visión de la tarea con que, como ‘consejeros del rey’ o ‘guerreros de luz’ hemos venido a este mundo. El momento para despertar y actuar ha llegado.

Llevamos unos dos años en guerra, y posiblemente mucho más tiempo que eso, aunque la batalla no estaba tan visible por aquel entonces. Pero se puede decir que hace dos años que la batalla salió abiertamente en los medios, una batalla que en tiempo récord se hizo global y que en casi todos los medios –tele y prensa- fue descrita con las mismas frases, vamos, con la misma retórica y el mismo tono amenazador.

La guerra se visibilizó con un virus, una partícula enana, sin vida, que ni salta ni se propaga por sus propios medios por el aire. Nos lo pintaron como en gran enemigo invisible y mortal. Hoy en día sabemos que muchas de las cosas que por aquel entonces fueron afirmadas por los llamados negacionistas eran más que acertadas. Cuando la verdad sobre esta partícula y las muertes que se decía que causaba, empezó a salir a la luz y ese enemigo dejó de ser tan enemigo, en seguida nos trajeron otro enemigo, este de carne y hueso y bastante vivo, el malévolo Putin, que se propuso invadir un pequeño y casi indefenso país, amigo y refugio financiero de los dueños del mundo (neo) liberal. Las pantallas de los medios nos enseñaron imágenes de ataques aéreos sacados de un videojuego (ArmA 3) y otras de bombardeos anteriores que tuvieron lugar en otros países en el pasado. Nos enseñaron una imagen de un edificio en Kiev destruido por un ataque aéreo ruso, que, en realidad fue destruido por una explosión de gas en 2018. Vimos fotos de un reportero, Berni Gómez, que, aunque ya fue ejecutado por los Talibán en Afganistán, ahora murió como activista en el conflicto bélico en Ucrania. También he visto una foto de una mujer con la cara llena de sangre, víctima del bombardeo ruso, la misma que se retrató en 2018 como victima de esa explosión de gas en aquel edificio de Kiev; en ambos casos lleva la misma ropa. Ya veremos cómo y dónde acaba esta historia, y después de que también salieron imágenes brutales y actuales y la lucha ha ido a más con víctimas civiles, sigo teniendo claro que no es del todo lo que nos pintan. Tampoco nos cuentan que serán los EEUU y la misma Unión Europea (España acaba de hacer una venta suculenta de armas) los que sacarán un provecho importante del conflicto entre Rusia y Ucrania cuando nos venderán su gas por un precio 40% superior a lo que nos cobraban los rusos. Y que quede claro, cada víctima (del lado que sea) es una víctima de más, cada persona que pierde la vida de manera violenta conlleva un crimen.

Una vez que acaba la guerra entre Ucrania y Rusia, y con suerte no aumente la violencia ni haya más víctimas, aunque les encanta aterrorizarnos con la idea de que estamos al borde de un conflicto global, una tercera guerra mundial, ya nos tienen preparados el siguiente enemigo mortal, el SIDA. Si no me crees, da igual, y ojalá me equivoque, pero me temo que lo iremos a ver.

Y menos mal que ya existe la solución para acabar con todas estas amenazas: el pasaporte digital. Ese app está creado y pensado para demostrar que eres un ciudadano ejemplar, con pauta completa y consumidor ciego de los menús diarios de los medios. El buen ciudadano, el obediente y con la pauta al día, nada tendrá que temer y tendrá sus privilegios. Todo es por tu salud, por tu seguridad, por tu bien. El ‘agenda 2030’ lo dice claramente: no tendrás nada pero serás feliz, o sea, no te preocupes, el estado o, mejor dicho, la OMS, cuidará de ti.

El tema sin embargo, es que el peligro o la amenaza de estas guerras (contra los virus y los rusos) no viene de estas guerras en si, por mucho que lo parezca. La guerra real es la batalla invisible entre las fuerzas constructivas y las fuerzas destructivas. Entre la luz y la oscuridad. Se trata de una lucha espiritual, una batalla sobre el futuro de la humanidad y la vida en el planeta tal como la conocemos.

Hay quien niega la existencia del mundo espiritual; el materialismo de nuestros tiempos ha hecho que la mayoría de la gente cree más en lo que se llama ‘ciencia’ que en lo espiritual, y muchos han cambiado el dogma de las religiones institucionales por el dogma de la ciencia. No confundamos las leyes de las religiones con lo que entendemos por ‘lo espiritual’, cuya única ley es la moralidad. El mundo espiritual, tanto el lado de la luz como el lado de la oscuridad, necesita del ser humano para manifestarse. El lado oscuro utiliza la ‘religión’ materialista de la ciencia, mientras que el lado Crístico de la luz trabaja a través de las personas de buena voluntad. Con esto no quiero decir que la ciencia sea mala, pero llegará a ser contraproducente cuando la tomamos como dogma, como algo fijo e inmovible, mientras que neguemos lo que las fuerzas de la Luz nos quieren transmitir para el bien de la humanidad.

No es fácil ser consciente, cuestionar la información que te llega, y más si estas noticias te asustan y que te angustian. No es fácil no mirar la tele y no dejarte llevar por la emoción de las imágenes que nos van enseñando, acompañadas de mensajes de terror. Están pensadas y creadas para generar miedo y angustia. Apaga la tele, regala tu tele, olvídate de ella. No leas la prensa en estado dormido, si es que quieres leerla. No te dejes distraer mientras que, por estas fechas, el 1 de marzo en concreto, los gobiernos a nivel mundial firman un contrato con la Organización Mundial de la Salud (OMS-WHO) que nos hará perder todos nuestros derechos y libertades personales, quedando estos completamente en las manos de los globalistas y sus grandes corporaciones (como la industria farmacéutica, por ejemplo). Utilizarán cada ‘emergencia global’ (según su visión, entendimiento y creación) para obligarnos a obedecer las medidas que ellos nos impongan. Es a través de ellos que trabajan las fuerzas oscuras del mundo espiritual, llamándolo todo ‘ciencia’. No te hagas ilusiones, abra los ojos.

No se trata de que me creas o no. Investiga. Busca por los canales alternativos. Quien quiera encontrar más información de la que nos llega por los medios oficiales, la puede encontrar. El tema de la firma con la OMS es público, pero nos despistan con noticias de guerra – cualquiera de ellas.

Os mando todo mi amor, mi fe y esperanza, siempre, igual vuestra manera de ver las cosas. Creo en las PAS.

“Dirigirnos hacia la Luz

En tiempos de angustiosa oscuridad,

Alzar la mirada anímica

Hacia el aurora espiritual

Esta sea la voluntad del hombre,

Ahora y siempre”.

Rudolf Steiner

Imagen: obra Nacho Mur

Mi canal en Telegram (con más información): Sensibles (PAS) por la verdad

 

 

7 Commentarios

  • by Alejandra Fernandez, post on | Contestar

    Hola Karina, que gran hallazgo tu Blog!!!! Estoy estudiando Coaching desde enero 2022, encantada con el proceso y disfrutando mucho, conociendo gente que, al igual que yo, estamos en la busqueda de algo mejor. Y eso, para mi ha sido un alivio. Digo un alivio porque siempre me senti sapo de otra charca. Daba igual donde viviera (naci en Argentina, vivi 11 anos en Espana y llevo 11 en Alemania), nunca encajaba y esta semana, gracias a mi mentor, descubri que soy una PAS. Por eso acabo de llegar a tu Blog. Totalmente de acuerdo con lo que escribes y como tu dices, nada de tele y yo elijo musica relajante. Volviendo al tema del coaching, estoy aun en la busqueda de mi nicho, pero creo que ira por estos caminos. Muchos anyos sintiendome rara, distinta y tantos que habra como yo. Si puedo ayudar a algunos como yo, habre cumplido mi mision en este gran planeta Tierra. Gracias

    • by Karina Zegers de Beijl, post on | Contestar

      Hola Alejandra, gracias por tu mensaje. Te deseo mucha suerte con tu carrera y trabajo de coach. Es un trabajo precioso, igual el nicho que elijas, poder ayudar es maravilloso. Un abrazo.

  • by Sara, post on | Contestar

    Querida Karina, te agradezco inmensamente los que me respondes. Lo cierto es que normalmente me quedo con lo que nos dicen en las noticias y no suelo confrontar como dices. Es más, había pensado dejar de ver las noticias, pero me parecía egoísta, por buscar no sufrir.
    Me encanta lo que me dices de adoptar una actitud de compasión y amor, y enviar luz y energía positiva, lo haré. Será mi aportación, y es otra forma de rezar y pedir por la paz más activamente.
    Muchas gracias de nuevo. Un abrazo. Sara

    • by Karina Zegers de Beijl, post on | Contestar

      Querida Sara, por favor, quítate de la cabeza que dejar de ver las noticias sería eogísta ‘por dejar de sufrir’. Al dejar de mirarles evites ser indoctrinada y manipulada (que te llevaría a un sufrimiento gratuito que iría minando tus fuerzas positivas de quedarte en el Amor y la compasión). Las noticias están creadas adrede para crear miedo, desequilibrio emocional y odio (antes contra los no-vacunados y ahora hacia los rusos), fuerzas que destruyen y envenenan el alma. Me gusta tu forma de rezar. Te mando otro abrazo.

  • by Sara, post on | Contestar

    Querida Karina ¡es inmensa la angustia con que vivo esta situación de guerra y sin sentido! En verdad eso que buscan de generar miedo y angustia lo han conseguido en mí misma. Y siempre me pasa cuando hay noticias de catástrofes, guerras, violencia… Veo las noticias y no contrasto, es cierto, pero ¿dónde contrastarlas? ¿quién dice algo de verdad? No sé si puedes dar alguna orientación. Te agradezco mucho que hables con tanta claridad y nos hagas cuestionarnos sobre lo que nos hacen ver en las noticias. Un abrazo. Sara

    • by Karina Zegers de Beijl, post on | Contestar

      Querida Sara, muchas gracias por tu feedback y tus preguntas. Entiendo perfectamente que te sientes tal como describes, y ojalá mis palabras puedan aliviar un poco tu sufrimiento. Para empezar, sí, es cierto que hay batallas – en este momento creo que hay más de diez conflictos bélicos abiertos y no se suele hablar de la gran mayoría porque no les interesa a aquellos que mandan en los medios. Recuerda que los medios que comparten noticias a través de la tele o a través de los diarios oficiales solamente nos cuentan lo que tiene, desde su punto de vista, interés o relevancia. Esto por un lado. Conviene saber que los medios (tele y diarios) son la propiedad de personas con relevancia financiera a nivel global, los mismos que mandan en las decisiones de nuestros políticos.
      Cada guerra, cada conflicto, cada víctima es una de más. Evidentemente nadie con un mínimo grado de empatía quiere ver sufrir al ser ajeno, a animales o al planeta. Ver dolor siempre duele. Ahora, no ayudamos a nadie si nos quedamos en este dolor, en este sufrimiento. En primer lugar -sin negar estos temas- tenemos que tener claro que en realidad pasan muchas otras y muchas más cosas de las que nos enseñen. Es importante siempre buscar la info que está censurada (ya te puedes preguntar por el porque de la censura). Igual, si completas el abanico de la información con aquello que no se presenta a través de los canales oficiales, te darás cuenta de que mucha verdad está escondida y que nuestros gobernantes (en casi todos los países) nos quieren con miedo, ya que un pueblo con miedo es un pueblo que obedece y que no piensa por si mismo (el miedo paraliza). Una vez que entiendas eso (investiga, por ejemplo, sobre la psicología de masas) puedes llegar a ver lo que está pasando realmente y cual es el sentido del drama que estamos viviendo – el sentido visto desde los creadores del drama (nada es coincidencia) y, quizás, el sentido espiritual ya que este también está allí, pero es bastante más complicado.
      Para ayudar a los victimas, a ti misma y al mundo en general, lo único que podemos hacer es colocarnos en una actitud de compasión y de amor. De mandar mucha Luz y fuerzas positivas a aquellos que están sufriendo. Esto te empodera a ti, y también -en otro nivel- ayuda a las víctimas. Parece poco, pero no es fácil y por eso es mucho.
      Si estás interesada en noticias de otro tipo podrías -si quieres- echar un vistazo a lo que publico en mi canal de telegram: https://t.me/Sensibles_Por_La_Verdad
      Espero de todo corazón haberte ayudado con esto; lo más importante es superar este miedo ya que el miedo, más que nada, puede llevar a la enfermedad. Las PAS tenemos la capacidad de superarlo y de ayudar desde otra perspectiva.
      Te mando un fuerte abrazo.

  • by Catalina, post on | Contestar

    Hola Karina.
    Sólo te puedo decir que estoy de acuerdo con todo lo que expones en este artículo. De hecho, me siento muy bien al ver que hay más personas que ven lo mismo que yo, en lo que de refiere a esta GRAN BATALLA ESPIRITUAL que estamos viviendo.
    Yo soy una seguidora fiel del mayor influencer de todos los tiempos: Jesucristo y Él a través de su Madre hace años que nos está avisando de la Gran Tribulación que ya ha empezado y continuará hasta el Triunfo del I.♥️ de María.
    Este es mi personal manera de ver y vivir la situación actual.
    La parte espiritual (mi fe cristiana) es la que me da la pauta segura y firme para caminar hasta llegar a buen puerto, en este peregrinar.
    Tiempos difíciles, que si no nos cansamos de HACER EL BIEN, tendrán su recompensa cierta y justa.
    Un fraternal abrazo.
    Catalina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.