La Persona con Alta Sensibilidad entre las sábanas

Hace un tiempo, en Facebook, alguien colgó un artículo con el título: “La posición de una pareja al dormir puede revela mucho sobre su relación”. Curioso artículo y una perspectiva interesante que, no lo dudo, dice mucho sobre las parejas y su relación. Sin embargo, la cosa puede ser más complicada si uno de los dos es una persona altamente sensible. Vamos a ver qué pasa…

Como os he explicado más de una vez, el PAS tiene los sentidos muy desarrollados, o sea, percibe todo con mucha más intensidad que una persona con una sensibilidad, digamos, normal. Es un hecho que sus ojos registran un sinfín de detalles que la mayoría de personas no ven, pero también huele con más intensidad, escucha más y tiene un tacto muy sensible. Se dice que la alta sensibilidad es un regalo, y estoy de acuerdo: lo es. Tener mucha sensibilidad te permite disfrutar de las cosas en un nivel muy profundo, algo que aporta un enorme enriquecimiento anímico-emocional.

Estás vivencias intensas sin embargo, no solo suelen aportar alegrías. Una elevada sensibilidad puede traer problemas en el día a día, y bastante se suele hablar de ello. Entre los muchos momentos en que la PAS puede tanto disfrutar de su sensibilidad cómo verse afectado por ella, está el momento de compartir la cama con su pareja, sobre todo si la pareja no es PAS y no entiende ciertas reacciones de su querid@ PAS.

La gran mayoría de PAS dicen preferir dormir solos. Esto no lo digo yo, sino que fue el comentario predominante al responder al artículo citado. Lo confieso, no me extrañó nada; de hecho yo también pienso así, pero con el matiz de que mi pareja es PAS, no cuestiona mis rarezas y me siento bien durmiendo a su lado.

La preferencia de dormir a solas encuentra su explicación en el hecho de que nuestros sentidos siempre se encuentran en estado de alerta. Los que habéis leído el libro de Elaine Aron, seguramente os acordáis de la historia que cuenta sobre el incendio en su casa cuando era niña: cómo ella se percató del olor del humo, despertó a sus padres y logró salvar a su familia. Es un ejemplo extremo, pero sí explica algo sobre cómo dormimos los PAS. No solamente más de una vez nos cuesta desconectar por tener la cabeza a mil por hora, sino que, incluso estando desconectados, seguimos percibiendo olores, ruidos, texturas

A muchos PAS les cuesta “soltar” el día, soltar las vivencias, soltar las preocupaciones. Esto para empezar. Si encima tenemos a nuestro lado a una persona que nos aporta información sensorial como podrían ser cosas aparentemente tan inocuas o insignificantes como el contacto físico de otro cuerpo (su diferente temperatura, su peso, algún pelo que hace cosquillas…), el flujo de su aliento en nuestra cara o en la nuca, el ritmo de su respiración o la respiración misma o su ronquido. Evidentemente molesta todavía más si la otra persona se mueve mucho durante el sueño. Y, escribiendo esto, me viene a la mente un novio que tuve, que tenía la costumbre de despertarse de madrugada, encender la luz y leerse un buen libro. Aunque le dijera que tanto la luz como el sonido al pasar las páginas me molestaban, él siempre me decía con mucho cariño: “Tu, tranquila, no pasa nada. Duerme. Solo quiero leer un rato”. Ahora, sabiendo de la alta sensibilidad y todo lo que conlleva, me río, pero en aquel momento me exasperaba el hecho de no sentirme comprendida.

El sexo
Ahora que estamos hablando de “La Cama” quiero aprovechar de decir unas palabras más sobre un tema importante del que no se suele hablar mucho entre los PAS. Es comprensible, porque es algo íntimo y, aparte de que los PAS suelen ser muy recelosos en cuanto a su intimidad, también es verdad que generalmente somos un poco vergonzosos.

Evidentemente somos muy diferentes y no hay reglas generales ya qué, aparte de ser PAS somos muchas cosas más, pero sí hay ciertas “constantes” en cuanto a la experiencia de estos momentos tan íntimos como la vivencia del sexo. Claro, la enorme sensibilidad puede darnos experiencias extraordinarias como llegar a ver colores o llegar a escuchar la música más bella. Pues sí, para la mayoría de las PAS, hacer el amor es algo no solamente muy intenso, sino también muy profundo. Sin embargo, es un hecho que la extrema sensibilidad de nuestros sentidos también puede aportar momentos de malestar. Más de un cliente me ha contado cómo, en estado de excitación, su piel se hace tan sensible que el contacto de otro cuerpo, el simple roce, le produce una sensación de dolor. Si no sabes que esto es algo que te puede pasar como PAS, existe el triste riesgo de que te veas como una persona con graves problemas sexuales. Ahora, sabiéndolo, no solamente lo podrás explicar, sino incluso puedes decidir cambiar un poco el juego erótico, tomándolo con más calma y, por ejemplo, con pequeñas pausas.

Aparte de eso, conviene tener en cuenta el fenómeno de la saturación. Sabiendo que los sentidos del PAS captan cientos de veces más información que los sentidos del no-PAS, comprenderás que puede pasar que la intensidad con que vives el juego amoroso te llegue a saturar y que te bloquees en el momento menos oportuno. Tranquil@, querid@ PAS, admito que puede ser muy frustrante tanto para ti como para tu pareja, pero de nuevo insisto en la necesidad de pensar en maneras de limitar el exceso de información que vayas recibiendo… seguro que se te ocurren modos de minimizar luces, sonidos, perfumes, estrés por tener poco tiempo, ya que es por ahí por donde van los tiros.

Si tu relación sufre problemas de este tipo y si tu pareja no es PAS, igual es una buena idea intentar explicar tus vivencias desde la perspectiva de la alta sensibilidad. Evidentemente puedes enseñarle este artículo para mayor claridad, pero también puedes pensar en mirar el documental “La sensibilidad al trasluz” de Crónicas de la RTVE, o el documental “Sensitive” sobre el trabajo de la Dra. Elaine Aron. Mirando estos documentos objetivos, los dos juntos, más que probable aportará más comprensión a ambos, y dónde haya comprensión, puede generarse un clima de amorosa aceptación.

 

7 Commentarios

  • by Claudia, post on | Contestar

    Muchas gracias pensaba que era marcianita…les pasa que luego de tener intimidad quedan aun mad sen ibles…yo podria escribir un libro…decoro mi casa con el pensamiento…vuelo en ideas…lo malo está. En que a mi marido le gust ver tv. Y en ocasiones hasta puedo llorar si veo o escucho una imagen de guerra o sufrimiento.
    Me la paso muy mal.

  • by Clementinita, post on | Contestar

    Gacias por este artículo que nos trae tranquilidad. Yo creía que algo estaba mal con la relación, porque prefiero dormir sola, lo prefiero “mil veces” . Acompañada simplemente no puedo descansar, todos mis sentidos despiertan constantemente.

  • by Raquel, post on | Contestar

    Muchas gracias por tan buena información! ..es increíble cómo me ha descripto, soy el 200% Pas! Muchas gracias! E voy dando cuenta el por q soy como soy, creí q era de otro planeta!😂

  • by Mar, post on | Contestar

    Entre otras cosas soy PAS y madre soltera. Mi hija de 2 años y yo colechamos desde que nació y es curioso cómo a pesar de que, todas las noches, la pongo a dormir en un lado de la cama para tener espacio suficiente para mí, me despierto casi todas las mañanas al borde de la cama, casi cayéndome. A pesar de que habrá gente que piense que sería mejor para las dos dormir separadas, dormir con mi hija es una de las cosas más bellas que me da la maternidad. Una cosa compensa tanto la otra. Karina gracias por este artículo.

  • by Noemí, post on | Contestar

    Es curioso lo que has comentado del incendio, hace tres años hubo un cortocircuito por la noche en mi casa mientras dormía y provocó un incendio.
    El piso quedó siniestro total y mi mascota quedó calcinada, yo me desperté al toser y sobreviví. Tres minutos más y no estaría hoy para escribir esto…
    Bomberos, enfermeras, médicos, policia científica… Todo el mundo me dijo que casi nadie sobrevive en una situación así, yo lo olí.
    Un saludo.

  • by Mónica, post on | Contestar

    Gracias por el artículo, no tengo tanta suerte, mi pareja es no PAS y tiene un sueño muy profundo. Hoy ha sido una de esas noches mitad insomnio mitad dormir en mitad de sueños extraños.

  • by Koro, post on | Contestar

    Completamente de acuerdo con este artículo…😚

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.