La Relación de Pareja y Las Personas Altamente Sensibles

¿Cómo saber si tu media naranja realmente lo es?


Todos, absolutamente todos, queremos ser queridos, y todos deseamos poder querer a otra persona. Es un hecho. Luego hay otro hecho. De cada tres matrimonios, uno fracasa. Esto es aquí, pero en otros países europeos, donde el divorcio es más aceptado y más fácil, ya se ha llegado al extremo en el que uno de cada dos matrimonios es anulado. Los factores son múltiples, pero básicamente, y sobre todo en las personas altamente sensibles, vemos que por un lado hay una falta de claridad de imagen de uno mismo, y por otro, de lo que uno realmente busca. Buscar una pareja sin un criterio claro, es ponerse la trampa del fracaso. ¡Todas las naranjas se parecen! Y por tanto es muy fácil creer que la mitad que hemos encontrado es la parte que nos corresponde.
Para satisfacer ese deseo real de encontrar una persona con quien ser feliz, primeramente hay que descubrir como uno mismo funciona en la relación. ¿Cuáles son mis puntos más fuertes? ¿Qué comportamiento repetitivo-destructivo tengo? ¿Cuáles son mis creencias limitativas? ¿Dónde están mis límites? En las personas altamente sensibles se ve una tendencia muy clara de olvidarse de sus propios límites para volcarse con ‘cuerpo, alma y espíritu’ en el ser amado, para olvidarse de sí mismo y subir a una nube rosa desde la cual todo parece posible, maravilloso y verdadero.
Perderse en la otra persona por una admiración ciega es típico para los PAS, pero también enamorarse locamente de una persona que nos ha declarado su amor y que anteriormente nunca nos había llamado la atención. La sensación de ‘ser descubierto por alguien’, por alguien que cree que valgamos la pena, en seguida nos da alas para subirnos a esa nube rosa, al tiempo de que olvidamos quienes somos y que es lo que realmente queremos o necesitamos para ser felices.
Solamente después de tener una imagen muy clara de lo que realmente necesitas y quieres, y no antes, estás preparado para encontrar la verdadera otra mitad de la naranja. Solamente entonces eres capaz de actuar de una forma proactiva, evitando que la situación te coma y perderte en ella pensando que has encontrado el amor de tu vida que, después de un tiempo, se desvelará como tu propia proyección.
El coaching, un proceso interactivo de entrenamiento en el que intervienen el coach y su cliente, ofrece herramientas idóneas para descubrir lo que realmente queremos y necesitamos para sentirnos bien, equilibrados y sanos en una relación, y cuáles son los pasos que tenemos que dar para llegar a nuestra meta.La coach Karina Zegers de Beijl trabaja especialmente con gente altamente sensible. Se ha formado en los Estados Unidos, primeramente como life coach personal, y luego como coach para solteros y solteras en busca de la pareja alma gemela. Hace consultas presenciales y telefónicas o por Skype.

(Artículo publicado en el diario La Ultima Hora, 9-2-2008)

One Comment

  • by salvador, post on | Contestar

    Es muy cierto lo que dice el articulo que las personas sensibles nos volcamos a nuestra pareja,por eso debemos tener cuidado, aunque ya cuando estamos enamorados no hay nada ni nadie que nos detenga. wuaooo ya me he subido varias veces en esa nube de rosas!!! por cierto hablando de rosas!!! me encantan las rosas!!!!!!!!!. Pero luego de haberme descubierto, no caeré tan facil, ahora veo primero ciertos detalles en la otra persona que me gusta, los cuales me dicen, ALERTA!!!! no te metas allí, con ella no!! no funcionara!!! entonces desisto!!! antes de conocerme, siempre insistia e insistia, y veia que todo iba mal y seguia insistiendo, y mas si me llegaba a enamorar ni se diga insistia aun mas!!!, bueno pero menos mal que ahora llevo todas mis cosas bien canalizadas!!! aunque si me encantaria tener una pareja!!! pero ya llegara ese momento!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.