Siendo PAS vemos los detalles, pero…

Cómo buena PAS tengo ese ‘ojo’ para captar detalles, y es -como bien sabéis- una gozada poder ver los muchos pequeños detalles maravillosos (de “maravilla”) y milagrosos (de “milagro”) que a muchos otros les escapan. Ya sabéis, “las sutilezas”, uno de los cuatro pilares del rasgo de la alta sensibilidad. Cuando voy por mi huerto, por el jardín, pero también paseándome por el barrio sacando a la perra, o igual por donde vaya, me suelo fijar en los detalles que asombran y que aportan luz al alma… ¿Conocéis esa sensación como que el corazón se abre, se expande? 

Para fijarte en los detalles, para realmente verlos, hace falta tiempo y esa, como la llamo yo, “mirada de asombro”. Es mucho más que “ver” y apreciar la belleza estética, es mirar, observar, detenerte para captar la esencia de lo que ves, para aprender sobre el misterio que hay detrás. Es el profundo deseo de enterarte de las misteriosas leyes de la Naturaleza. Vamos, es una meditación.

Esta mañana, haciendo justamente eso, me di cuenta de algo que creo que es importante. Está muy bien detenerse en los detalles y es necesario hacerlo. Pero no como objetivo final. Me explico. Una de las cualidades que tenemos las PAS es la capacidad de ver la totalidad de una situación, de captar las implicaciones, consecuencias y características determinantes de un proyecto, por ejemplo. Una situación, un proyecto, suele ser algo complejo, algo compuesto de muchos hasta muchísimos detalles…

En la foto del plumbago vemos el detalle de la flor. Apreciamos su color, su forma, el dibujo de sus pétalos y la corola que forman, los estambres y el pistilo. Nuestra mirada va de un detalle al siguiente y nos formamos la idea de como es la flor. ¿Pero la planta? A lo mejor, al fijarte en la flor, no te habías dado cuenta que estabas mirando el detalle de una planta que se llama plumbago; a lo mejor nunca la has visto y no tienes idea de como es y, solamente por haber visto esta foto del detalle, no la vas a reconocer cuando en un momento dado te topes con ella.

Fijarte en los detalles está bien, pero no sirve de nada si no tienes idea del conjunto, igual si se trata de una planta (su flor) o de un proyecto. El objetivo de mirar y fijarte en los detalles entonces ha de ser el de llegar a un mejor conocimiento y entendimiento del total, del conjunto, lo que -lo acabo de decir- es una cualidad de las personas con el rasgo de la alta sensibilidad. Por naturaleza -y generalmente sin darnos cuenta- nos fijamos en los detalles, dándonos cuenta de las propiedades compartidas por por cada uno de ellos que se van reflejando en el conjunto, proporcionándole su característica general y determinante. La flor en si no hace el plumbago; lo característico del plumbago viene determinado por las características compartidas en cada uno de los detalles.

Te invito investigar el plumbago con todos sus detalles y, posiblemente, te sorprenderás. Luego podrías pensar en situaciones o proyectos complejos que hayas vivido para detenerte en sus detalles, dándote cuenta que, sin la totalidad de los detalles esa situación o ese proyecto no hubiese sido lo mismo.

Te deseo una buena reflexión.

Artículos relacionados:

4 Commentarios

  • by Lila, post on | Contestar

    También es peligroso fijarse tanto en los detalles, una vez por mirar como una mujer era cariñosa con un perro de la calle, cosa q me enternece, casi choco contra un muro, porque olvide que estaba subiendo una escalera mecánica, y asi otras veces me he perdido en detalles como pajaritos, flores, nubes, arboles, la luz, las sombras y me distraigo peligrosamente.

    • by Karina Zegers de Beijl, post on | Contestar

      Hola Lila! Vaya, chica, ¡que sustos te habrás llevado! Claro, tomado así puede ser un peligro… Esto no es plan, claro que no. A ver si es posible compaginar fijarte en los detalles y estar presente. No sé, ¿a lo mejor tiene que ver con esto? ¿Por dejarte absorber por lo que ves y salir de tu centro? No digo que sea así, pero es lo que me ocurre… Un fuerte abrazo!

  • by Arielle, post on | Contestar

    Hola, oui, oui, oui, très convenant ton post, oui, oui, apprécier les détails, oui, mais sur l ensemble et les situations, milles fois oui, j en témoigne, après un dimanche am, soit hier où en présence de la multitude , j ai observé et ressenti l ineffable. Bref, j ai encore beaucoup de chemin a parcourir jour après jour.
    Merci pour cet article chère Karina..
    Un grand bonjour, chaleureux d Arielle.

    • by Karina Zegers de Beijl, post on | Contestar

      Estimada Arielle, gracias por tu feedback. Todos estamos en ese camino, todos estamos allí para ir aprendiendo y avanzando. Bise.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.