Sobre el odio

Copiar y pegar… Mensajes de odio y de intolerancia que se van copiando y pegando sin más, rápido, en un instante, sin que -esto supongo- la persona que lo hace realmente piensa en lo que está haciendo. Conviene tener cuidado con esta práctica. Conviene tener cuidado con la propia reactividad. El odio no es broma. El odio, con su base de miedo y también la ignorancia, no lleva a ninguna parte positiva. El odio es una fuerza destructiva. Una fuerza que no aporta soluciones. Os invito a reflexionar antes de caer en la tentación de copiar y pegar. Cada acto, también el aparentemente inocente acto de -en un impulso- copiar y pegar, tiene consecuencias. Cada palabra es una fuerza en sí.

La solución es otra.

Gracias.